Soldados de Güemes

Descripción de imagen: Retrato fotográfico del Sargento 1º José Manuel Mamani, en su edad adulta mayor. Sentado frente a la cámara, no sonríe.
Descripción de imagen: Retrato fotográfico del Sargento 1º José Manuel Mamani, en su edad adulta mayor. Sentado frente a la cámara, no sonríe.
Descripción de imagen: En el dorso del retrato se lee impreso “Fotografía Artística Ramón Navarro, Salta. Se conservan los negativos”. En letra manuscrita hay una leyenda con la explicación de las fotografías.
Descripción de imagen: En el dorso del retrato se lee impreso “Fotografía Artística Ramón Navarro, Salta. Se conservan los negativos”. En letra manuscrita hay una leyenda con la explicación de las fotografías.

Según está escrito en estos retratos fotográficos, sus protagonistas lucharon junto a Güemes. José Manuel Mamani, muy mayor, parece haber sido llevado a ser retratado en Salta por esta razón. Está vestido a la usanza indígena y campesina con un poncho, calzado con "ushutas", un sombrero alero, y posa junto a una lanza con punta metálica.

El otro retratado es Vicente Torino, quien pareciera haber ido él mismo a fotografiarse. Está vestido con un traje de civil. Pero fue un militar que se forjó con la revolución. En 1814 figura como cadete entre las tropas de Apolinario Saravia. Y en febrero de 1817, aparece como capitán comandando una guerrilla de 20 "infernales", el nombre que tomaron las tropas de Güemes. Luego fue director de la maestranza de armas. Su esfera de acción estaba en Jujuy. 

Descripción de imagen: Retrato fotográfico de Vicente de Torino es de frente, en su edad adulta, con pelo y barba encanecida, posando con los brazos cruzados sobre el pecho.
Descripción de imagen: Retrato fotográfico de Vicente de Torino es de frente, en su edad adulta, con pelo y barba encanecida, posando con los brazos cruzados sobre el pecho.

A mediados de 1820 hubo una ofensiva realista desde el Alto Perú (la cuarta desde que empezó la guerra). Güemes le envió a Torino una larga lista de instrucciones para hacer una "guerra de corso" en el territorio, como la que el Director Supremo Pueyrredón había declarado desde 1816 en los mares. Las partidas de "corsarios" estaban autorizadas a atacar a los enemigos y hacerse de todos sus bienes, y obligadas a perseguirlos. Güemes también habilitaba que los corsarios tomaran los caballos que encontraran y que comieran el "ganado que no han retirado desobedeciendo mis órdenes".

¿Querés saber más?

  • Los planes de ataque conjuntos de corsarios debían discutirse en juntas y votarse. Con las instrucciones iban listas "santos y señas", palabras que se debían memorizar para identificar al bando patriota y responder cuando se escuchara el grito "quién vive".
  • En 1818, Güemes reportó 4.888 milicianos, repartidos en 15 Escuadrones Gauchos, de los que 2.090, eran del Valle de Lerma. A los que se sumaban 551 soldados de Cuerpos de Línea, dando un total de 5.439 hombres. Sumados a los 1.171 oficiales, cabos y sargentos alcanzaban a 6.610 hombres movilizados entre Salta y Jujuy.
  • Para el año 1817 se conservan varios intercambios de Torino con el comandante Pablo de la Torre, en los que se le ordenaba atacar y vigilar al enemigo con "bomberos", como se llamaban a quienes eran enviados a espiar. También órdenes de capturar a quienes anduvieran sin pasaporte. Güemes también se comunicó con Torino pidiéndole el envío de prisioneros, algunos engrillados.

Fuentes

  • Manuscrito en archivo de la familia Güemes, en Luis Güemes. 1984. Güemes Documentado, Tomo 8. Plus Ultra: Buenos Aires, págs 48-52.
  • "Milicias de Salta al mando del General Güemes", Archivo General de la Nación, III-44-3-8 - Listas de Revista, 1817-1819, Legajo 37, Documento 24, en Luis Güemes. 1984. Güemes Documentado, Tomo 8. Plus Ultra: Buenos Aires, págs. 22-43.