La revolución

Descripción de imagen: Mapa del “Camino Real” de Salta hasta Buenos Aires. Dentro del mapa se recorta el territorio que va desde el Río de la Plata hasta Jujuy, con ilustraciones de las cadenas montañosas, los ríos y las postas.
Descripción de imagen: Mapa del “Camino Real” de Salta hasta Buenos Aires. Dentro del mapa se recorta el territorio que va desde el Río de la Plata hasta Jujuy, con ilustraciones de las cadenas montañosas, los ríos y las postas.

Una de las primeras medidas de la Junta que se formó en Buenos Aires en mayo de 1810 fue enviar una expedición militar hacia el norte para asegurar la adhesión al nuevo gobierno. Para eso, las milicias porteñas fueron transformadas en cuerpos de línea de un nuevo ejército patriota. Güemes se sumó al llamado Ejército Auxiliar del Perú y participó en su primera victoria, la batalla de Suipacha.

Este mapa marca las postas sobre el "Camino Real" entre Buenos Aires y Salta. Está dedicado a Juan Martín de Pueyrredón, con quien Güemes tuvo siempre una relación de amistad. Lo menciona a la vez como "Caballero de la Orden de Carlos III", una orden de la realeza española, y "General del Ejército Auxiliar", el ejército revolucionario. En 1811, Pueyrredón acompañó la expedición al Alto Perú (la actual Bolivia). Después de la derrota de Huaqui, tomó el mando del ejército, que se replegó. En 1812 lo reemplazó Belgrano.

Después de la derrota de la segunda expedición de los revolucionarios al Alto Perú, conducida por Belgrano, San Martín fue nombrado al frente de ese ejército, en 1814. Uno de sus oficiales, Manuel Dorrego, aconsejó cambiar de estrategia y realizar una guerra de "montaña" o de "recursos", una guerra de guerrillas. Recomendaba que se reclutara a los paisanos de la zona, expertos jinetes, y con ellos se formaran "partidas volantes", grupos para actuar por asalto y sorpresa. Esta fue la estrategia que pronto llevaría adelante Güemes como oficial de vanguardia del ejército.

¿Querés saber más?

En las postas se podía comer, descansar y cambiar los caballos cansados. El mapa marca la distancia entre una posta y la otra, en una línea que parece un camino de hormigas.

Esta información era muy importante para quienes viajaban porque permitía calcular la cantidad de caballos a llevar y prever provisiones. El mapa también señala caminos alternativos para carretas. Y advierte sobre los peligros, como las "travesías", los tramos sin agua del camino.

Es probable que la Intendencia de Córdoba esté coloreada porque Pueyrredón fue nombrado gobernador por la Junta en agosto de 1810. Las postas fueron importantísimas para articular las comunicaciones revolucionarias.