Güemes y el levantamiento salteño

Descripción de imagen: Nota firmada por Güemes al capitán Guillermo Belmonte, manuscrita en un papel con signos de antigüedad.
Descripción de imagen: Nota firmada por Güemes al capitán Guillermo Belmonte, manuscrita en un papel con signos de antigüedad.

Este documento es una orden de Güemes a uno de sus capitanes de milicias, "Don Guillermo Belmonte". Le ordenaba recolectar caballos en Orán y trasladarlos a Humahuaca, donde el Estado los pagaría. Se puede apreciar la firma de Güemes, con los trazos ornamentales que permitían reconocer su autenticidad. La nota es una pequeña muestra de cómo la economía del norte cambió con la guerra: quienes poseían ganado debían ponerlo a disposición de las necesidades militares.

En 1814 los realistas tomaron la ciudad de Salta. Como ya no les quedaban apoyos locales, que habían partido tras la primera derrota realista en 1813, empezaron a hacer requisas de ganado y granos en el Valle de Lerma, que rodea a la ciudad, para abastecerse. La consecuencia fue un alzamiento rural contra los realistas, liderado por Apolinario Saravia, un ya experimentado militar patriota, junto a pequeños y medianos productores rurales. Uno era Luis Burela, quien aprovechó una misa para arengar por la resistencia. Según un informe, "armó a sesenta hombres, con las mismas armas quitadas a los soldados del Rey y salió a campaña con esta fuerza".

Pronto Güemes, que era comandante de la Vanguardia del Ejército Auxiliar del Perú, se convirtió en el jefe del levantamiento. En marzo de 1814, San Martín notificó la actuación de Güemes al frente de "paisanos y una poca gente de armas". Y cuando Güemes informó a San Martín de esta acción, dijo haber estado al mando de "tropas de campesinos".

¿Querés saber más?

Esta es la transcripción de la nota:

Daré comisión bastante al Capitán de Milicias Don Guillermo Belmonte para que pase a la ciudad de Orán a recolectar cabalgaduras, gordas y buenas, sin excepcionar ninguna de servicio. En inteligencia de que las han de conducir alguno de Humahuaca, sus legítimos dueños o los que hagan sus bases, donde serán satisfechos sus importes por el Estado, a cargo efecto doy la presente en Cuartel General en Jujuy y 8 n° 31 de 1814, Güemes. El Comandante General de Vanguardia

En 1820, Belmonte, se pasó del bando de la revolución al bando realista, traicionando a Güemes.


Fuentes

  • Informe sobre los servicios del Coronel Don Luis Burela de Salta en la Guerra de la Independencia, presentado en 1873 ante el Comandante General de Armas de la Nación, Miguel Otero.
  • Parte del combate del Juncal de Velarde, de José de San Martín al Directorio, desde Tucumán, 1 de abril de 1814.